Sucesos rusos en la exploración espacial reciente.

Con sus importantes diferencias, es como una nueva edición de la carrera espacial que tuvieron las grandes potencias durante la década de los 60′, en pleno apogeo de la guerra fría. Apenas el pasado 21 de julio retornó a la Tierra el transbordador espacial Atlantis, poniendo fin a las misiones gubernamentales estadounidenses destinadas al translado de personal, equipamiento y suminitros a la Estación Espacial Internacional.

Vladímir Putin, presidente de Rusia, estableció entonces la necesidad de reforzar su programa espacial, ante el hecho de que serían las naves rusas las únicas en alcanzar a la EEI, al menos mientras el programa estadounidense para apoyo a empresas privadas en el ámbito aeroespacial rindiese frutos.

Pero en fechas recientes Roscosmos a sufrido reveses de importancia: el 23 de agosto reconoció fallar al colocar en órbita al satélite “Express-AM4” por un desperfecto en el sistema impulsor Briz-M, aunque también suspendieron los lanzamientos mediante los cohetes de carga Proton-M, como el utilizado para el lanzamiento del satélite mencionado.

En febrero reconocieron fallas para colocar en órbita varios satélites del grupo Glonass, que es la alternativa rusa al sistema de posicionamiento global GPS.

Pero lo que obviamente acaparó la atención fue la falla del 24 de agosto: la nave Progreso, impulsada por un cohete Soyuz, y que transportaba 2.5 toneladas de suministros a la EEI, explotó 352 segundos después del despegue.

De inmediato se aplazó el lanzamiento de un nuevo satélite del sistema Glonass, cuyo cohete ya se encontraba en la plataforma de lanzamiento. También algunos medios han externado la duda sobre el regreso en fecha del astronauta estadounidense Ronald Garan y de los cosmonautas rusos Andréi Borisenko y Alexandr Samokutiáyev, previsto para el 7 de septiembre, después de 156 días en el espacio.

Pero también he escuchado sobre la necesidad de acelerar los planes de Estados Unidos para desarrollar alternativas comerciales, como la nave Dragon de SpaceX.

Yo creo que esto último es solo percepción. Tratándose de misiones espaciales, el aumento en la velocidad de desarrollo no se mide en días. Por ejemplo, el 22 de agosto se montó sobre su fuente de poder al Robonaut, aunque ya se encontraba en la EEI desde febrero, por seguridad de los tripulantes y de la propia Estación. Y sus primeros movimientos autónomos serán hasta el 1 de septiembre.

Me parece que los rusos han demostrado históricamente que solventan las adversidades, y que a pesar de todo lo anterior continuarán, a corto plazo, a la cabeza en el transporte espacial.

Y la carrera espacial ya no es solo de dos. China viene, coloquialmente, “pisando los talones”.

Anuncios

4 Comments

  1. Roscosmos ya anunció la reanudación de sus cohetes Protón y de los sistema impulsores Briz-M, al concluir en su investigación respectiva que se trató de un error de sus técnicos al parametrizar al Briz-M.

  2. Aunque aún no se han reprogramado las misiones, el pasado 8 de septiembre Roscosmos aclaró que el accidente del cohete Soyuz, que llevaba insumos a la EEI, fue ocasionado por un defecto de manufactura en un generador del motor de la tercera etapa.

    Todos los motores similares van a ser revisados.

  3. Roscosmos hizo público un comunicado, para anunciar la reanudación de los servicios de los cohetes Soyuz: “Lanzamientos de cargueros Progress están previstos para el 30 de octubre de 2011 y el 26 de enero de 2012, y para las cápsulas habitadas Soyuz los días 12 de noviembre y 20 de diciembre de este año”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s