Cohete artesanal danés.

Es sin duda la nave espacial más simple jamás fabricada. Hemos utilizado los materiales más simples que pudimos encontrar. Lo realmente excitante es saber si con tu cabeza, tus manos y una calculadora puedes construir una nave espacial que pueda utilizarse para vuelos tripulados y, al mismo, divertirte con ello”.

Von Bengtson.
Copenhagen Suborbitals.

 

 

Después de observar lo que, con ganas de hacer las cosas, consiguieron en Brooklyn, la posibilidad de efectuar lo que están buscando en Dinamarca no parece tan arrebatada.

El pasado 3 de junio, a las 15:00 locales, desde una plataforma marina ubicada en aguas de la isla de Bornholm, los (entusiastas) investigadores Kristian von Bengtson y Peter Madsen efectuaron el segundo intento de lanzamiento de un cohete construido a mano (en septiembre de 2010 se realizó el primer intento), el cual efectuó un vuelo de 8 km y 86 segundos, para caer posteriormente en el mar, casi tal como estaba previsto; pero aunque el paracaidas no se desplegó totalmente, los daños fueron calificados por los organizadores como menores.

La sociedad Copenhagen Suborbitals, responsable del lanzamiento, fue fundada con la finalidad de construir un cohete capaz de elevar a una persona hacia el espacio, contando únicamente con recursos de promotores y donaciones, y demostrar con ello que es posible realizar dicho experimento sin los costos de investigaciones gubernamentales, a partir de un presupuesto de 60,000 dólares anuales.


En lo que me parece poco tiempo (iniciaron desde mayo de 2008), consiguieron construir y elevar un motor de poliuretano de 64 cm (construido en la primavera de 2010) al interior del cohete Tycho Brahe, ambos de diseño propio.

Se estima que alcanza una velocidad máxima de 2,000 kilómetros por hora y llegar de 0 a 100 km en 0.8 segundos. De la misma manera, el cohete estará preparado para alcanzar una altura de hasta 15 o 16 kilómetros.

Anuncios

1 Comment

  1. En una presentación que recién efectuó el Dr. Melchor J. Antuñano, y en la cual abordó este ingenio, me quedó claro que es necesario un cambio en el diseño de la cápsula, porque en la aceleración que tendrá el cohete, la cantidad de fuerzas G que soportará el tripulante serán suficientes para provocarle al menos un desmayo. La posición mas sólida para contrarrestar estas fuerzas es permanecer sentado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s