Microsatélite con smartphone y Android

Desde hace algún tiempo estoy convencido de que los teléfonos celulares se convirtieron en el concepto multimedia por excelencia. En mis tiempos de estudiante en informática, se hablaba del concepto como la convergencia de medios en equipos de cómputo, particularmente en audio y su tratamiento digital.

Más sin embargo, la tecnología existente en telefonía celular integra en un pequeño dispositivo la comunicación, el audio, el video, el tratamiento de documentos, el internet (redes sociales incluidas), sistema de posicionamiento global y el dispositivo de comunicaciones ideal para complementar una computadora portatil, entre otras muchas cosas.

De facil acceso a una cantidad cada vez mayor de personas alrededor del mundo, su atractivo mercado lo ha convertido en repositorio de las mas diversas investigaciones.

Cuando apareció en el mercado el sistema operativo Symbian, este se convirtió rápidamente en un factor que hacía falta para establecer las bases de desarrollo independiente, mas allá de lo que cada fabricante podía invertir. Esta tendencia se incrementó con la aparición posterior de Android.

Gracias en gran medida a lo anterior, en los celulares existen tecnologías que rivalizan con otras halladas en los más diversos ámbitos, pero literalmente al alcance de la mano.

Como ejemplo, hace algún tiempo un estudiante del Instituto Politécnico Nacional presentó el prototipo de un alcoholimetro, diseñado y desarrollado a partir de los componentes de un celular.

En otro ejemplo, la Universidad de Surrey, y más precisamente su Centro del Espacio, y la compañía Surrey Satellite Technology Limited (SSTL) anunciaron el desarrollo de un microsatélite, conteniendo un celular tipo smartphone, con el objetivo de que opere los sistemas del satélite.

El objetivo del STRaND-1 (Surrey Training, Research and Nanosatellite Demonstrator) es demostrar que es posible incrementar la rapidez en el desarrollo de un satélite, y por ende a un costo menor, a partir de componentes avanzados y existentes en  el mercado.

Opino que si esto funciona, también el recurso humano que pueda integrarse al desarrollo futuro de satélites se incrementará notablemente.

Es posible que el lanzamiento se efectúe a finales de este año, así que habrá que estar al pendiente de los resultados.

Información adicional.

NASA’s Android-powered mini-satellites. Con un costo de construcción por prototipo de $3500 US, un equipo del NASA’s Ames Research center ha fabricado dos prototipos de mini satélites en base a equipos smartphone comerciales (Nexus One).

Este proyecto es parte de un experimento mas amplio llamado Small Spacecraft Technology Program, y el lanzamiento de ambos satélites está programado para el 11 de noviembre, como una carga “simbólica” en el lanzamiento del primer vuelo de prueba del cohete orbital Antares.

De tener éxito, ambos reingresarán a la atmósfera en un plazo de 10 a 14 días.

Fuente: NASA’s Android-powered mini-satellites.

Anuncios

3 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s